Se condena a una mujer como autora criminalmente responsable de un delito de estafa a la pena de cuatro años de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Se le imponen también doce meses multa en cuantía diaria de 10 €, con responsabilidad personal sustitutoria en caso de impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas y, asimismo, al pago de las costas, incluidas las causadas a la acusación particular.

En concepto de responsabilidad civil lo condenamos a indemnizar a Encarnación en la cantidad de 87.000 € que devengarán los intereses legales contemplados en el artículo 576 LEC

La sentencia indica que estamos ante una estafa porque:

  1. La acusada decidió enriquecerse con dinero perteneciente a su socia, a la que hizo creer que el precio del traspaso del restaurante que había encontrado para explotar a medias era de 150.000 euros en lugar de los 30.000 que pactó con la transmitente del local, firmando este contrato a su nombre y como apoderada de su socia.
  2. Para materializar el engaño, la acusada elaboró primeramente el contrato de 13 de octubre con el precio de 30.000 que firmó con la transmitente y seguidamente, con el fin de hacer creer a su socia que el precio habían sido 150.000 euros, fotocopió su contenido, cambió el precio, y estampó las firmas de la Sra. Penélope y la suya propia remitiendo el contrato a la denunciante, que lo firmó.
  3. Tras la firma, la engañada realizó unas transferencias por valor de su parte que ascendieron a 83.000 euros.
  4. La acusada pagó 30.000 euros por el traspaso (25.000 euros que entregó a la transmitente y 5.000 con los que asumió deudas preexistentes) y se quedó con el resto, no aportando su parte ni efectuando ninguna clase de inversión o gasto en el local.
  5. Con posterioridad, hizo creer a su socia que había que se había visto precisada a efectuar nuevas inversiones en el local, lo que en modo alguno era cierto, consiguiendo que le entregara otros 34.000 euros que extrajo de la cuenta que la denunciante tenía abierta a su nombre en la Caixa y de la que la acusada tenía autorización y claves para operar por línea abierta.
  6. Acredita su ánimo de lucro ilícito el hecho de intentar hacer creer que había realizado inversiones en el restaurante y cubierto diversos gastos, guardando un resto para futuros dispendios, mediante la elaboración de un documento a modo de declaración unilateral, en el que introdujo la fecha y la firma de la engañada que pertenecían a otro documento anterior. Este documento contiene dicha declaración en el anverso y la fecha y firma, en solitario, en el reverso y lo entregó la Sra. Covadonga. al declarar ante el juzgado de instrucción. Al iniciarse el juicio, la defensa aportó el mismo documento pero con la fecha y firmas en el anverso.

TSJ de Islas Baleares, (Sala de lo Civil y Penal, Sección 1ª) Sentencia núm. 22/2020 de 7 julio (JUR\2020\261081) PONENTE: Ilmo. Sr. D. Pedro José Barceló